Clases de Licencias Laborales 

Licencias

Las relaciones laborales se encuentran amparadas por la Ley de Contrato de Trabajo que establece los derechos y beneficios mínimos que deben gozarse, asimismo existen Convenios Colectivos de Trabajo que regulan una actividad específica (Ej.: Empleados de Comercio, Gastronómico, etc.).

Refiriéndonos a las licencias, entendemos que son aquellos días (corridos, hábiles e inhábiles y pagos) que por cuestiones de salud, tramites, exámenes, etc. el empleado puede disponer.

El trabajador gozará de las siguientes licencias:

  1. a) Vacaciones: El empleador está obligado a otorgarle al trabajador un período mínimo y continuado de descanso anual remunerado por un plazo proporcional a la antigüedad del trabajador.

  2. b) Por nacimiento de hijo, dos (2) días corridos. Deberá computarse necesariamente un día habil.

  3. c) Por matrimonio, diez (10) días corridos.

  4. d) Por fallecimiento del cónyuge o de la persona con la cual estuviese unido en aparente matrimonio, de hijo o de padres, tres (3) días corridos.

  5. e) Por fallecimiento de hermano, un (1) día.

  6. f) Para rendir examen en la enseñanza media o universitaria, dos (2) días corridos por examen, con un máximo de diez (10) días por año calendario.

La Ley de Contrato de trabajo enumera ciertas licencias especiales:

Como se ha mencionado anteriormente, existen convenios colectivos de trabajo que cuentan con cláusulas específicas en materia de licencias laborales, que difieren de lo regulado en la Ley de trabajo (LCT).

Licencia por maternidad

La LCT establece una licencia total de 90 días, distribuidos de la siguiente forma: 45 días anteriores a la fecha de parto y 45 posteriores al mismo.

Ante la circunstancia de que la fecha del parto se adelante, podrá tomarse los 90 días de licencia luego de la fecha del parto.

Luego de reintegrarse a su puesto laboral, el descanso diario por lactancia puede disponer dos veces en el día por un lapso de media hora cada vez.

A su vez, la trabajadora podrá entrar en situación de excedencia. Este es un derecho con el que cuenta la trabajadora con una antigüedad no menor a 1 año, y consiste en la facultad que tiene luego de haberse tomado los 90 días de licencia, de continuar con la misma pero sin goce de sueldo.

La situación de excedencia no podrá ser menor a 3 meses ni mayor a 6 meses. Habiendo hecho uso de este derecho garantizado por la ley de contrato de trabajo, se le conservará su puesto laboral por ese lapso.

Licencia por enfermedad

Esta es la situación en la que el trabajador no puede prestarle servicio al empleador por un hecho que no está relacionado con el trabajo.

El tiempo de licencia varía de acuerdo a la antigüedad y las cargas familiares:

  1. a) Cuando el trabajador posee una antigüedad de 5 años o menos y no posee cargas familiares (ej: asignación por hijo), tiene derecho a 3 meses de licencia por enfermedad. Teniendo cargas de familia la licencia se extiende a 6 meses.

  2. b) Si el trabajador posee mas de 5 años de antiguedad sin tener cargas de familia, la licencia será de hasta 6 meses, y con cargas de familia se extiende hasta 12 meses.

La licencia debe ser comunicada al empleador, a quien deberá informársele el lugar donde se encuentra para que esta pueda hacer uso de la facultad de constatar dicha enfermedad con un control médico.

Vencido el plazo de licencia establecido por ley, si el trabajador se encuentra en condiciones de prestar servicios, deberá reintegrarse a su puesto de trabajo.

Si el trabajador no se encuentra recuperado, el empleador deberá notificarle por un medio fehaciente (como la carta documento) que le reserva su puesto de trabajo por un año, que es el plazo establecido por ley, sin goce de haberes.

El trabajador continuará de licencia y se podrá reincorporar a sus tareas habituales una vez recuperada, debiendo presentar un certificado médico que así lo avale.
Una situación conflictiva suele darse cuando la empresa niega que el trabajador posea enfermedad alguna y le rechace los certificados médicos que presente.

En esta situación lo aconsejable es continuar con el tratamiento médico hasta estar plenamente recuperado sin asistir al trabajo, notificando en forma fehaciente al empleador de la licencia.

Volver a Inicio